Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Si continúas navegando por ella estarás aceptando su uso. Más información.
7160188visitas
Fecha Actualizada el martes, 12 de diciembre de 2017  Hora 19:58
Web no oficial realizada por y para la afición granadinista Información

Relatos con sentimiento

Mi Granada de siempre

AutorClemente Maíllo

Fecha6 de junio de 2007

Hoy 6 de junio de 2007, no tiene nada que ver con las sensaciones de hace un año. Por aquel entonces un hormigueo nos recorría todo el cuerpo, pensando en qué haríamos contra la Balona después del viajecito que nos pegamos a La Línea de la Concepción unos 1.000 granadinistas y del infortunio que tuvimos. Pero estábamos confiados que era nuestro año, que nuestro apoyo desde la grada y el buen hacer de José Víctor y los 11 mosqueteros rojiblancos iban a tener su fruto. Y así fue, con una Granada que respiraba en rojiblanco por los "Arcos" de la Feria y el verde del césped de Los Cármenes. Las Batallas fue una guerra vencida, antes soñada, querida y ahora recordada.

Hoy, un año después, 6 de junio de 2007, salgo a la calle después de una mañana dura y triste. La Tarasca, el bullicio, las charangas... todo sigue siendo igual. Se respira ambiente de chiquillería por el centro. En la plaza Bib-rambla los niños disfrutan de una mañana calurosa con los juegos allí preparados, junto a sus padres que, como manda la tradición, los han llevado a ver la Tarasca. Las carocas se presentan un año más con la típica 'malafollá' de siempre donde mencionan a mi querido Granada C.F. de siempre, porque el Granada C.F. de 1931 está todos los años presente en esta ciudad de la 'malafollá revenía'.

La comida no me sienta bien, pero es la comida de siempre, los bares de siempre, el ambiente de siempre. No ha sido una mañana muy buena ni en el trabajo ni en lo social. Mi ciudad estaba como siempre, con sus fiestas y sus tradiciones, más bonita que nunca, más granadina que nunca, pero estaba como siempre.

Por la tarde Recogidas, Reyes Católicos, el teatro Isabel la Católica con la gran obra de "San Francisco" y una fuente en la lejanía, que triste y sola veía pasar a la gente hacia el teatro, Bib-rambla o cualquier otro lugar en la Granada de siempre.

Y la ciudad seguía igual, con su ritmo cuasi-veraniego, ya algo caluroso tomando vidilla el bullicio junto a las heladerías, cafeterías, restaurantes... la ciudad de siempre.

Los autobuses recordándonos que votemos a una de las 7 maravillas del mundo mientras las carocas nos recordaban que la Giralda se chivaba a la Junta por ser la Alhambra abrazada. Y mi Granada C.F., y mi ciudad más que abrazada, hoy estaba siendo abandonada en sus tradiciones, en su historia, en su vitalidad, en sus raíces. Pero sigue siendo la Granada de siempre, retrógrada e indiferente con lo que nuestros padres nos legaron, y pasota y conformista con las "invasiones exteriores" que antaño nuestra personalidad arrebataron y que hoy de nuevo arrebatan por un puñado de euros, ego y fama, que no valen más que todo el sentimiento y el alma, de esta ciudad asentada a los pies de Sierra Nevada.

La noche en Granada es fresca, es agradable, sigue siendo la misma noche de siempre, de 5, 10, 15, 20 años atrás en el tiempo. Sigue siendo la misma Granada, con menos peso, poderío y personalidad, pero la misma Granada, con el rumbo perdido cuando su personalidad difama.

Y la fuente de las Batallas sigue siendo la misma que hace 1, 2 o 3 meses, o 15 años... o 20.

Granada es la misma, huele a Segunda B, con su color rojiblanco en el atardecer.

La ciudad se acostó en Segunda B ayer y hoy en el atardecer de la vergüenza, sigue sintiéndose una ciudad de Segunda B, de corazón rojiblanco de talla 1931, con el triste cantar de una fuente que no es objeto de deseo, como si no hubiera pasado nada.

Ayer la Alhambra se acostó sintiéndose admirada, hoy al acostarse se siente avergonzada de una ciudad que se sigue sintiendo despojada de su personalidad tan arraigada.
"De séptima maravilla del mundo a primera vergonzosa ciudad antideportiva de España".

Hoy al pasear por mi Granada la he visto como siempre, de Segunda B, rojiblanca, como si no hubiera pasado nada.
Yo así no quiero "ascensos", ni equipos nuevos, ni nada.

Seguimos igual, ¿en qué ha cambiado Granada?
En nada.
Sólo que hoy hay menos alegría y más 'malafollá' en esta tierra maldita por siempre de Granada.

"En la calle
la fuente de las victorias deportivas
ha sido olvidada.
Llora monótona y sola,
como llora un 6 de junio
mi triste y pobre Granada"
.


SÓLO, SIEMPRE Y POR TRADICIÓN DEPORTIVA:
"GRANADA C.F., 76 AÑOS DESDE 1931, DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN"



 
 
Correo electrónico   Para sugerencias y comentarios escribir a: webmaster@granadacf.info
o rellenar el siguiente formulario de contacto